En el corazón de Brasil, el Cerrado guarda increíbles bellezas naturales. Vea de cerca la enorme biodiversidad de uno de los mayores biomas brasileños.

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

El clima es seco y los árboles son retorcidos. Durante el día hace calor, pero por la noche, el frío es agradable. El Cerrado es sin dudas uno de los más hermosos biomas brasileños. Para quienes aman estar en contacto con la naturaleza, la Chapada dos Veadeiros y la ciudad de Pirenópolis son dos refugios imperdibles en medio de la Meseta Central.

Disfrute de las cascadas, los senderos, la vegetación y los puntos turísticos históricos de la región. La inmensidad del Cerrado puede encontrarse en Minas Gerais, Goiás, en el Distrito Federal, en Tocantins, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Bahia, Maranhão y Piauí. Por lo tanto, no hay muchas maneras de huir de él.

Destinos de
de esta experiencia
Alto Paraíso de Goiás
Pirenópolis
Día
Agregar a favoritos Eliminar de favoritos
Día 1
El paraíso de los Pireneus

La ciudad de Pirenópolis se encuentra en el estado de Goiás, muy cerca de Brasilia. Solo se necesitan unas 2 de horas viaje en coche para llegar a la hermosa e inconfundible Ciudad de los Pireneus. El camino es agradable y está lleno de naturaleza. Al llegar allí, busque el centro histórico: es donde está la Iglesia Matriz de Nuestra Señora del Rosario. Para el pueblo goiano (como se llama a los habitantes del estado de Goiás), es el centro más importante de la fe católica. Para el turista, por otro lado, generalmente lo que importa es su arquitectura y su estilo colonial.

Después de visitar la Matriz de Pirenópolis, puede refrescarse en las cascadas del Abad y de Lázaro, ambas muy famosas en la región. Tome el coche y siga por el camino que conduce al Parque de los Pireneus. Antes de llegar a las caídas de agua, tendrá que recorrer tramos de asfalto y de tierra, además de un camino a pie. Para cada una de las cascadas hay un camino distinto, pero de distancias similares. Como no es una tarea muy exhaustiva, la belleza natural termina recompensando, y con creces, el pequeño esfuerzo.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Día 2
Los misterios de la Chapada

Al norte de Brasília, se encuentra la Chapada dos Veadeiros. Vale la pena afrontar las tres horas y media de viaje en coche hasta el Parque Nacional del mismo nombre, que cuenta con un área verde de 65.514 ha, considerado patrimonio natural mundial. No hace falta decir que posee una gran cantidad de cascadas, senderos y especies de animales y plantas. Paraíso de los hippies, la Chapada tiene fama de atraer curiosos por saber si hay vida más allá de la Tierra. A 1,6 mil m de altura, la región es considerada ideal para avistar Objetos Voladores No Identificados, los llamados OVNI.

Antes del final del día, se puede visitar el Vale da Lua, que está fuera del Parque Nacional Chapada dos Veadeiros. Allí se encuentran las curiosas formaciones rocosas talladas por los rápidos de aguas transparentes del río San Miguel. Tomó 600 millones años para que adquirieran la forma actual, como si fueran cráteres lunares.

La aldea de São Jorge es otro punto encantador de la Chapada. Sin asfalto, el pueblo cuenta con bares y restaurantes. Nada como tomar una cervecita por la noche en paz. En cuanto al comercio local, se destacan las artesanías, y siempre es bueno llevar un recuerdo a casa.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
¡Disfrute!